News

Optimiza tu salario: las ventajas de la retribución flexible

27 julio 2023, Taxfix

En un esfuerzo por adaptarse a las necesidades cambiantes de los empleados y mejorar su atractivo como empresa, muchos negocios están implementando la retribución flexible, una innovadora forma de remuneración que permite a los trabajadores destinar parte de su salario exento de IRPF a la adquisición de servicios específicos. Taxfix, la plataforma líder en Europa para realizar la declaración de la renta, repasa cuándo esta estrategia es interesante y por qué no solo puede beneficiar a los empleados, sino que también puede resultar ventajosa para las empresas. 

 

La retribución flexible, ¿beneficiosa para todos los empleados?

La retribución flexible ofrece ventajas fiscales tanto para los empleados como para las empresas que la implementan. Además de ser considerado por los expertos fiscales como un sistema retributivo que potencia el compromiso y la satisfacción laboral, la principal ventaja de la retribución flexible radica en que permite aumentar el sueldo neto de los trabajadores al destinar parte de su salario bruto exento de IRPF a la adquisición de ciertos servicios o productos.  

No obstante, la atractividad de un beneficio o servicio de retribución flexible depende en gran medida de cada trabajador, ya que las necesidades y preferencias varían sustancialmente entre los empleados. Mientras que unos padres valorarán mucho un cheque guardería, los jóvenes recién graduados que van a la oficina en autobús pueden preferir una tarjeta de transporte. 

“La principal ventaja de la retribución flexible es que permite a los empleados asignar una porción de su salario bruto para adquirir diversos productos o servicios de uso diario, como comida en restaurantes y tarjetas de transporte. Por tanto, estos beneficios aumentan el poder adquisitivo del trabajador, siempre y cuando tuviera la intención de utilizar dichos servicios de todas formas”, comenta Ana Crespo, experta fiscal en Taxfix. 

 

Limitaciones y restricciones: ¿qué debes tener en cuenta?

Aunque los diferentes tipos de retribución flexible disfrutan de la misma exención fiscal, el reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) establece límites a partir de los cuales las exenciones no serían aplicables. Por ejemplo, en el caso de seguros de enfermedad, las primas anuales no pueden exceder los 500 euros por miembro asegurado de la familia, mientras que para las tarjetas de transportes el límite es de 136,36 euros al mes. Parecido sucede con los cheques restaurantes, con un límite de 11 euros diarios. En cambio, el cheque guardería, uno de los más solicitados, no tiene límite. No obstante, es importante destacar que el País Vasco tiene un régimen fiscal diferente y los límites y exenciones son diferentes al del resto del país. 

Además de conocer los límites de las exenciones, los trabajadores interesados en acogerse a un sistema de retribución flexible deben tener en cuenta que la cantidad de dinero total destinada no puede exceder el 30% de su retribución anual ni reducir el ingreso anual a cifras por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Igualmente, la empresa jamás podrá imponer este sistema de retribución, siendo totalmente opcional  para el trabajador.

Desde el punto de vista fiscal, el riesgo que asume la empresa se limita a informar correctamente a Hacienda sobre las retribuciones flexibles que los trabajadores están disfrutando y dejar constancia de ello en las nóminas. Para los empleados, es fundamental comprender el funcionamiento del sistema de remuneración para poder hacer uso de los beneficios ofrecidos sin enfrentar problemas fiscales o legales. “Mantener una adecuada comunicación y registro de los beneficios, es suficiente para que tanto la empresa como los trabajadores puedan disfrutar de las ventajas que ofrece la retribución flexible sin preocupaciones adicionales” asegura la experta de Taxfix.