News

La inseguridad cibernética es la mayor amenaza para la supervivencia de las empresas modernas

12 diciembre 2017, Ricoh

Por Miquel Soler, ITS Director Ricoh Spain IT Services

 

Las empresas de todos los tamaños corren el riesgo de ser víctimas de ataques disruptivos como phishing, DDoS o ransomware, cuyos costes pueden ascender a millones de euros. Además, las reglamentaciones gubernamentales, como la GDPR, pueden castigar a las empresas con importante multas por no asegurar sus sistemas y datos de manera apropiada. Mientras tanto, la expansión y la digitalización del lugar de trabajo moderno aumenta aún más los desafíos cibernéticos; a medida que los flujos de trabajo se extienden a través de dispositivos, redes y geografías, la información debe estar protegida.

 

Los desafíos cibernéticos aumentan aún más con la expansión y la digitalización del lugar de trabajo moderno

 

Al mismo tiempo, las capacidades de las impresoras de oficina y dispositivos multifunción se han multiplicado por diez en los últimos años. Ahora son responsables de una gran proporción de entrada, salida, transferencia y almacenamiento de datos comerciales. Y este es uno de los vectores de amenazas más peligrosos, a menudo pasados ​​por alto, en el lugar de trabajo hoy en día.

Frente a estos desafíos, ahora más que nunca, las empresas deben tener sistemas de gestión de datos y documentos totalmente seguros, y ser capaces de demostrarlo. Cualquier negocio debe contar con una estructura que garantice que la información sobre amenazas se comparte de forma eficaz para poder actuar en consecuencia y con certificaciones (IEEE 2600, ISO 27001) en todos sus dispositivos de impresión para que los sistemas de gestión cumplan los estándares de seguridad de la información.

Para que los negocios modernos puedan sobrevivir a los retos tecnológicos actuales, deben establecer unos protocolos de privacidad y seguridad que aseguren, por un lado la confidencialidad de los datos, con un acceso a la información restringido de acuerdo con las políticas de seguridad de la empresa; por otro lado, la integridad, evitando la edición no autorizada de documentos en tránsito y almacenados; y finalmente, la disponibilidad, ofreciendo un acceso a la información y a los documentos desde donde y cuando se requiera.

Es imprescindible asegurar el complejo y completo ciclo de vida de los datos comerciales en el lugar de trabajo digital, implementando medidas de seguridad que protejan la integridad de los datos, ya sea en tránsito o en reposo, pero que al mismo tiempo permitan un acceso seguro sin obstaculizar el negocio.

Además, no hay que olvidar la importancia de la eliminación segura de datos confidenciales al final de la vida útil de las máquinas. Por ello, es imprescindible contar con un servicio de borrado certificado de datos físicos y digitales para eliminar cualquier información residual.

El lugar de trabajo digital moderno debe ser tan dinámico como las amenazas cibernéticas que enfrenta y tan flexible como las prácticas de trabajo dentro de él. Es por eso que creemos que la ciberseguridad debe formar parte intrínseca de la tecnología que las organizaciones eligen para habilitar su lugar de trabajo. Las empresas deben  establecer los más altos estándares de seguridad sin importar cómo elijan estructurar y hacer crecer su negocio.

 

| Acerca de Ricoh |

Ricoh fomenta los lugares de trabajo digitales con foco en la colaboración empresarial, utilizando tecnologías y servicios innovadores que permiten a las personas trabajar de manera más eficaz. Durante más de 80 años, Ricoh ha impulsado la innovación y actualmente es un proveedor líder de soluciones de gestión documental, servicios TI, soluciones de impresión comercial e industrial, sistemas de comunicaciones visuales, cámaras digitales y sistemas industriales. Con oficinas centrales en Tokio, el Grupo Ricoh opera en unos 200 países y regiones. En el año fiscal finalizado en marzo de 2017, las ventas mundiales del Grupo Ricoh sumaron 2.028 miles de millones de yenes (aproximadamente 18.200 millones de dólares).

Ricoh España inició su actividad en el mercado español hace más de tres décadas. Hoy, la compañía, con sede central en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), cuenta con 15 delegaciones, 2.000 profesionales, más de 100 distribuidores y 50.000 clientes. Tres son los ejes sobre los que Ricoh vertebra actualmente el desarrollo de su negocio en España: office printing, office service, y commercial and industrial printing. Para más información, visita  www.ricoh.es