News

KONE apuesta por la igualdad de género en el entorno empresarial

5 marzo 2019, KONE

KONE, la compañía líder a nivel mundial en la industria de los ascensores y escaleras mecánicas lleva implícito en su ADN la diversidad. Desde su nacimiento, una de las metas de la compañía ha sido ser un gran lugar para trabajar y esto implica un esfuerzo constante para que la igualdad de género sea una realidad patente en la compañía, ya que consideran que el sector empresarial juega un papel clave para la existencia de una sociedad igualitaria.

“Creemos que nosotros tenemos una gran responsabilidad en este sentido, no son las mujeres las que deben luchar por hacerse hueco en las empresas, sino que son las propias compañías las que tienen que darle su lugar a la mujer dentro de la estructura empresarial mediante la consecución de políticas que posibiliten su presencia en los diferentes puestos”, explica la directora de RRHH, Comunicación y Marketing de KONE Ibérica, Áurea Gómez.

Entre las acciones que KONE desarrolla para potenciar la participación de la mujer en todos los niveles del organigrama se encuentran:

Elaboración anual de un Informe sobre Sostenibilidad en el que se presta especial atención a la diversidad y la igualdad de género. En este sentido, cabe destacar que según el último informe, el 38% del Consejo de Administración de KONE está formado por mujeres y además, el 97% de la mujeres empleadas cuentan con un contrato indefinido. Según explica Áurea Gómez, “somos una compañía en la que valoramos especialmente el contar con distintos perfiles de trabajadores ya que estamos convencidos de que se trata de una ventaja competitiva para nosotros ya que los diferentes puntos de vista son clave para el crecimiento de cualquier compañía”.

Políticas de empresa: entre los principios éticos que rigen la actividad de KONE se encuentra el compromiso de todos los empleados con la igualdad de oportunidades. Sólo se tienen en cuenta a la hora de la selección de empleados, sus habilidades ya que KONE prohíbe la discriminación de cualquier tipo. A pesar de que el sector en el que se encuentra la compañía es marcadamente masculino debido a que tradicionalmente los técnicos de ascensores solían ser hombres, en KONE se apuesta también por las mujeres para este tipo de puestos. De hecho, KONE Ibérica cuenta con 4 mujeres en puestos técnicos: una técnico de escaleras, 2 supervisoras y una jefa de operaciones.

En este sentido, también hay que destacar que en KONE se promueve el liderazgo entre las mujeres a través de varios procesos. Por un lado, se planifica la sucesión y la identificación activa de mujeres que podrían convertirse en nuestros próximos líderes y, por otro, se apoya y alienta a las mujeres a optar a estos puestos de liderazgo. Según explica Áurea Gómez, “animamos activamente a la diversidad para fortalecer nuestro enfoque global y profundizar en nuestra penetración con clientes y mercados y nos fijamos objetivos sobre cultura diversa en nuestras sedes ya que somos conscientes de que, a pesar del progreso que ya se ha hecho, aún queda un camino largo por recorrer”.

Participación en campañas pro igualdad: el pasado año, KONE participó en el Día Internacional de la Niña de las Naciones Unidas, en un evento mundial bajo el título «Girls Takeover» que organizó la ONG Plan Internacional. El presidente y CEO de KONE, Henrik Ehrnrooth, se unió a la causa para llamar la atención sobre la posición y los derechos de las niñas y mujeres en el lugar de trabajo global. Esta campaña resaltaba las oportunidades y la discriminación que existe con las niñas a nivel mundial en una serie de acciones que culminaron con la toma de posesión de mujeres jóvenes como líderes políticas, corporativas y financieras.

De esta forma, Evilla Lumme de 17 años asumió el cargo de CEO de KONE. “Esta acción en la que las niñas tomaron posesión de cargos destacados fue una excelente manera de concienciar sobre la importancia de brindar mejores oportunidades a las niñas y mujeres, lo que creo que tiene un impacto significativo en las sociedades de todo el mundo”, concluye Áurea Gómez.