Insights

Ilustradores y marcas: así es el impacto de la imagen con esta prometedora alianza

3 junio 2021, By Ana Escudeiro, Junior Account Executive en Canela

Cuando el viejo proverbio de que “una imagen vale más que mil palabras” empezó a utilizarse no existían redes sociales aunque su significado es perfectamente extrapolable al momento actual. El video, la fotografía y el texto, todo forma parte de un ecosistema informativo en el que las marcas han tenido que dar el salto y adaptarse y, aunque el cambio es constante, los ilustradores y artistas gráficos también han encontrado su oportunidad de dar a conocer su obra.

Instagram, principalmente por su naturaleza, se ha convertido en una plataforma idónea para este contenido en el que artistas de otras épocas podrían haber sido reputados “influencers”. El artista pop Keith Haring, mismamente, hubiese podido dar el salto del metro de Nueva York a las pantallas de millones de personas, aunque existan hoy decenas de cuentas de fans que rescaten su obra para que pueda ocupar su “parcela” en esta red social. Basquiat es otro que, seguro, no se podría imaginar que una de sus obras, “Bird and Money”,  se llegase a compartir masivamente a través de los “sotries” de Instagram con el lanzamiento del último disco de The Strokes, que decidió rescatar la pintura para su portada.

Canela

Nostalgia aparte, lo cierto es que en los últimos años han surgido nuevos nombres de ilustradores que podríamos considerar “nativos” de esta plataforma al difundir sus creaciones a través de la red, una tendencia que va ligada a la democratización del arte y que amplía el rango de edad hasta una audiencia más joven y multiplica la cantidad de público. Y es precisamente esta idea la que han abrazado las marcas para comunicar sus mensajes, con el impacto y la originalidad que solamente consigue crear el artista.

A modo de ejemplo, hace unos meses pudimos ver la campaña de Monstruo Espagueti, alter ego de Anastasia Bengoechea que, de la mano de Bombai Sapphire, homenajeó a los bares. También Soy Cardo, nombre artístico de Ana Macías, recreó con sus dibujos y su humor el San Valentín perfecto con los productos de Satisfyer. El ilustrador Alex De Marcos colaboró con Acciona para crear unos cascos con mucho color y valor añadido. Y uno de los nombres más conocidos del panorama, Flavita Banana, se unió con Amazon Prime para hablar de uno de sus últimos estrenos, la serie La Templanza.

En definitiva, con los ilustradores se abre un nuevo abanico de opciones en la manera de crear contenido, ya que dan un salto cualitativo y consiguen llegar al espectador de una manera diferente, aunque lo hagan a través de la pantalla del móvil, como cualquier “influencer tradicional”. ¿Será una tendencia creciente o más bien una inclinación casual? Lo que está claro es que las redes sociales se posicionan como un importante altavoz y, desde luego, esta relación puede dar mucho que hablar a firmas, agencias y, por supuesto, creadores.