News

Estas son las Comunidades Autónomas que premian las medidas energéticas sostenibles en la declaración de la renta

12 septiembre 2022, Taxfix
  • Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Galicia, Murcia y la Comunidad Valenciana son las autonomías donde los ciudadanos pueden beneficiarse de la inversiones destinadas a hacer del domicilio una vivienda más sostenible
  • En Galicia y la Región de Murcia existen deducciones específicas en torno al uso del agua
  • Comunidad Valenciana, Castilla y León y La Rioja, por su parte, apuestan por el transporte eléctrico

 

El primer semestre de 2022 ha estado marcado por la crisis energética que ha aumentado la preocupación de las familias españolas por la situación económica del país, llegando a trasladar al Covid-19 a un segundo plano, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

La situación internacional ha obligado a aplicar medidas para ahorrar energía mientras el precio de la luz crece a un ritmo vertiginoso. La intranquilidad provoca que, cada vez más, los españoles opten por medidas energéticas sostenibles. Varias comunidades autónomas cuentan, de hecho, con deducciones en la declaración de la renta que premian estas acciones. Gracias a ellas, muchos deciden invertir en medidas energéticas sostenibles ya no solo para ser ecológicamente responsables, si no que también para ahorrar dinero. El equipo de Taxfix, la plataforma internacional que permite hacer la declaración de la renta de forma rápida y sencilla en tan sólo unos minutos, repasa cuáles son las regiones que más deducen por tomar medidas sostenibles.

1. Comunidad Valenciana, Castilla y León y La Rioja: apuesta por el transporte eléctrico

Vivir en la Comunidad Valenciana y ser ecológicamente responsable tiene beneficios en la declaración de la renta. Los valencianos recibirán una deducción si invierten en instalaciones de autoconsumo de energía eléctrica o destinadas al aprovechamiento de determinadas fuentes de energía renovable en su domicilio. Igualmente, podrán beneficiarse aquellas cuya vivienda habitual haya recibido, durante el período fiscal, una mejora en la calidad, sostenibilidad y accesibilidad.

Además, la demarcación valenciana incluye en las deducciones a aquellas personas que hayan adquirido un vehículo nuevo perteneciente a las categorías incluidas en la Orden 5/2020, del 8 de junio, entre los cuales se encuentran bicicletas urbanas electrificadas y vehículos eléctricos de movilidad personal.

Lo mismo sucede en la comunidad autónoma de Castilla y León. Los vecinos de la región castellanoleonesa pueden deducirse un 15% de la cantidad invertida (hasta un máximo de 4.000 euros) en la adquisición de un vehículo nuevo que sea eléctrico puro, con autonomía extendido o un híbrido enchufable.

Por último, La Rioja también apuesta por el vehículo eléctrico. No obstante, a diferencia de Castilla y León, los riojanos tienen un límite deducible por declaración de 300 o 225 euros, dependiendo de la tipología del vehículo. De la misma manera, dejando de lado las bicicletas eléctricas, se incluye la deducción del 15%, con un límite máximo de 50 euros, por la adquisición de hasta dos bicicletas de pedaleo no asistido por unidad familiar.

2. Galicia y la Región de Murcia: deducciones específicas en torno al uso del agua

Pese a que Galicia y la Región de Murcia se sitúan en puntos opuestos de la Península Ibérica, son las dos comunidades que comparten deducciones específicas en torno al ahorro de agua. No obstante, existen diferencias entre ambas.

Mientras que la región gallega pone énfasis en que las deducciones sean por la inversión en instalaciones de climatización y/o agua caliente en la vivienda actual, las cuales deben ser energías renovables destinadas exclusivamente al autoconsumo, Murcia lo hace por la inversión en dispositivos domésticos de ahorro de agua. En este último caso, se permite deducir el 20% (con un máximo de 60 euros anuales) de la inversión realizada.

3. Inversión en instalaciones medioambientales y donaciones a entidades: las más populares

Invertir en transformar un domicilio en una vivienda sostenible suele estar recompensado en la declaración de la renta. Cada comunidad impone unos requisitos distintos, pero las comunidades de Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Galicia, Murcia y la Comunidad Valenciana recogen, específicamente, este tipo de medidas.

En otro sentido, es frecuente poder gozar de deducciones tras realizar donaciones con finalidad ecológica y entidades en beneficio del medio ambiente. Aragón, Canarias y Cataluña son un ejemplo.

4. Andalucía y la Comunidad de Madrid: entre las menos sostenibles

Pese a que varias comunidades autónomas disponen de deducciones sostenibles específicas, no todas tienen desgravaciones específicas por inversiones y gastos vinculados a proyectos de desarrollo sostenible. Entre ellas, destacan dos de las CC. AA más pobladas de España: Andalucía y la Comunidad de Madrid. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), ambas regiones agrupan más de 15 millones de habitantes. Teniendo esto en cuenta, aproximadamente el 32% de la población española no obtiene beneficios extra por apostar por el medio ambiente en sus inversiones.

No obstante, el gobierno español aprobó, el pasado mes octubre, un decreto ley para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria en el cual sí que se incluyen deducciones ecológicas de tipo general. Entre ellas, resaltan las medidas relacionadas con el autoconsumo fotovoltaico, como la instalación de placas solares u otras energías renovables en viviendas. Los residentes en España podrán deducir hasta un 60%, con una base máxima deducible de 15.000 euros, aquellos gastos necesarios para realizar las obras, siempre y cuando la mejora sea en un edificio predominantemente residencial y el plazo de finalización de la obra sea anterior al 31 de diciembre de 2023.

Dar una respuesta efectiva a la necesidad de cambiar el modelo energético e invertir en una vivienda sostenible suele exigir una gran inversión inicial. Es importante, entonces, ser consciente de las ventajas fiscales disponibles para reducir el gasto.  Sin embargo, la declaración de la renta es un proceso complejo e intentar reducir la factura fiscal con deducciones puede ser una tarea engorrosa. Plataformas como Taxfix permiten reducir la complejidad de los sistemas fiscales y aprovechar todo tipo de desgravaciones.