News

7 claves para iniciar una conversación laboral en inglés y no morir en el intento

21 septiembre 2020, Babbel

Preguntas abiertas con el CEO, información sobre la empresa para las nuevas incorporaciones o recurrir a un cumplido con un VIP, son algunas de las tácticas que Babbel recomienda para salir airoso de cualquier situación en otro idioma ya sea online o presencial

 

Tanto en el caso de las personas extrovertidas como introvertidas, hay momentos en que los temas de conversación no surgen fácilmente por mucho que se desee ser elocuente, principalmente en el ámbito laboral. Pensar demasiado tampoco es la solución, pero tener un “as en la manga” lleno de temas de conversación, dependiendo de quién es el interlocutor, puede ser la solución. Como comenta un usuario de Babbel en la encuesta de usuarios de este año: “Uso Babbel porque trabajo con personas de otras nacionalidades y me gusta hacerlos sentir cómodos cuando vienen a mi país. Hablar en su idioma, cuando vas al extranjero, te predispone de otra forma. Tan solo con decir un par de frases durante la comida o saludar hace que el trabajo sea más agradable. El poder comunicarte es parte esencial de lo que somos como personas”.

Y es que, hay situaciones que se pueden dar en la carrera profesional, ya sea en la propia oficina, en una call online, en un evento de networking o en la cola del buffet de cualquier evento de la empresa, que te pueden dejar fuera de juego. Por ello, Genevieve Sabin, Responsable de Business English en el departamento de Didáctica de Babbel, da pistas para no quedarse sin palabras en ninguna de ellas.

  • Con el/la CEO

En este escenario, lo más importante es darle al líder la oportunidad de compartir información contigo. Te recomendamos preguntas abiertas y luego alguna pregunta reflexiva en cuanto haya terminado. También puedes preguntar por cómo va su semana laboral o mencionar un elemento en el que estés trabajando y para qué departamento si tiene alguna pregunta sobre tu función en la empresa.

Si la empresa es grande, no hay nada de malo en darle un descanso al fundador y mencionar cualquier información relevante que lo ayude a ubicarte, lo que nos lleva al siguiente punto: si crees que no sabe tu nombre, ahora es el momento de de extender la mano y decir: “No estoy seguro de que nos hayamos conocido formalmente. Soy [Tu nombre] «.

  • El/la “Newbie”

El objetivo es iniciar la conversación y tranquilizar a la nueva persona. Claro, también sería posible evitar el contacto visual y simplemente tomar tu café en la cocina, emitiendo un «Hola» apenas audible pero  vale la pena ser amable con los compañeros de trabajo y recuerda, no es fácil ser el/la nuevo/a. Habla de la empresa o de tu rol y pregúntale por el suyo, cualquier referencia al crecimiento de la empresa y su cultura puede ser un buen punto de inicio.

  • El compañero/a que te intimida (y que lleva una eternidad allí)

Si la persona es una persona con la que generalmente temes involucrarte, superar esa intimidación es razón suficiente para decir más que «Hi, how are you?” Puedes mencionar un tema relacionado con el trabajo, pero apelar a su sentido de experiencia (en este ejemplo, conocimiento del área) es el punto de entrada más inteligente. Es probable que sea una persona perfectamente agradable, y que tus suposiciones fueran incorrectas, pero solo hay una forma de averiguarlo: comenzar el intercambio.

  • Con el/la organizador/a de eventos

Seguro que has oído que a la mayoría de la gente le gusta hablar de sí mismos, ¿verdad? Este es un consejo especialmente útil si no tienes idea de qué decirle a alguien que acabas de conocer o si te preocupa que no tengas nada interesante que aportar y no entiendes el idioma.

Pasar el liderazgo de la conversación al/la organizador/a de eventos rara vez va a ser contraproducente, y la ventaja es que si logra que la persona hable de sí misma, incluso podría descubrirte detalles muy interesantes.

  • Con cualquier VIP (Very Important Person)

Un cumplido a menudo puede ser el iniciador de una conversación si realmente tienes algo amable que decir sobre el trabajo o la historia de la de la persona VIP, ¿por qué no abrir con eso y ver a dónde va?

  • Con tu ex-jefe

No importa en qué términos terminaste, muy posiblemente seguís trabajando en el mismo sector. Al acercarte a él/ella con cortesía, demuestras clase y carácter. Preguntale por como van las cosas en tu antigua empresa o menciona alguna novedad del sector para empezar. Esta no es la primera vez que te encontrarás con alguien con quien no te mueres por hablar, pero es como dicen, la práctica hace la perfección.

  • El/la Trainee

Empieza un diálogo sobre entretenimiento (televisión, libros, películas) o cualquier tema de actualidad, es poco probable que tenga dificultades para seguirte. A menos que el becario/a viva en una cueva y no tenga conocimiento de lo que está sucediendo a su alrededor, lo más probable es que aterrice en al menos un elemento de interés compartido, o incluso algo en lo que esté totalmente en desacuerdo.

Por supuesto, todos estos escenarios son, en parte, pura especulación. Es casi imposible saber cómo responderá la persona con la que estamos iniciando una conversación. Pero eso no es lo que importa. Si puedes dominar el enfoque y la iniciación. Sé tú mismo/a, sé sincero/a y acepta que iniciar y mantener conversaciones amigables requiere un cierto esfuerzo para la mayoría de las personas.