News

1 de cada 3 mujeres infieles practica cibersexo con su amante durante la cuarentena

1 abril 2020, Ashley Madison

El 38% de las encuestadas afirma haber limitado su interacción con sus amantes durante el periodo de confinamiento

Las secuelas del Covid-19 van a tener un impacto sin precedentes en nuestros sistemas, tanto sanitarios como financieros. Pero, ¿y en los matrimonios? Sociabilizar fuera de nuestra relación, ya sea por una cuestión de índole sexual o no, puede ser la clave para mantener vivo el matrimonio y, por ello, una situación de confinamiento como la actual, se ha convertido en una prueba de fuego para muchas relaciones.

De acuerdo al estudio[1] “Aventuras y Aislamiento Social” realizado por Ashley Madison, el portal de citas para personas casadas, las mujeres parecen adaptarse mejor que los hombres a esta situación y, mientras el 38% de las encuestadas afirma haber limitado su interacción online con posibles nuevos amantes y aquellos que ya existían, casi 1 de cada 3 admite practicar cibersexo con sus amantes y, es que todo parece indicar que también son las mujeres las que han sabido adaptarse mejor a las nuevas tecnologías, de hecho, se prevé que en las próximas semanas el número de mujeres que utilice este tipo de opciones para satisfacer sus deseos sexuales aumente.

Las personas que ya eran infieles antes de la cuarentena han necesitado adaptarse a la situación pero, ¿qué pasa con aquellas parejas que no fuesen infieles y la cuarentena les haga replantearse su relación? Según el análisis realizado por Ashley Madison, las relaciones extramatrimoniales surgidas en la red suelen darse durante periodos de grandes cambios o incertidumbre, de hecho, tras la crisis económica de 2008, la compañía, que cuenta con más de 1,5 millones de usuarios[2] en España, observó un gran incremento en su volumen de negocio. Este incremento en el volumen de negocio se da también durante las primeras semanas del año y coincidiendo con el fin de las vacaciones de Navidad. Por ello, no sería de extrañar, dada la actual situación de confinamiento en casa que, al finalizar la cuarentena hubiese un aumento, en corto-medio plazo, del volumen de suscripciones al portal, mientras las parejas vuelven a habituarse a su vida sin cuarentena.

Como comenta Christoph Kraemer, Responsable de Ashley Madison en Europa, “Este periodo de distanciamiento social obligado va a afectar a las parejas de una manera similar a como observamos durante periodos vacacionales en los que se invierte más tiempo en familia y, que suelen derivar también en mayores discusiones. Además, esta situación se ve intensificada por el hecho de no saber cuándo va a finalizar el confinamiento en casa, de manera que, mientras algunas parejas se autoproclaman #quaranteams en las redes sociales, la situación actual combinada con la ansiedad e incertidumbre intensificará aquellas grietas que ya existían en muchas otras de las relaciones monógamas actuales. Por ello, una vez termine el confinamiento nuestra comunidad será de gran valor para estas personas, actuando como un escape a la ansiedad y frustración y que, además, les permitirá conectar con personas en su misma situación. Nosotros nos referimos a estos periodos de mayor actividad como el “efecto del pájaro libre”.

Además, diversos expertos alrededor del mundo sopesan cuál va a ser el efecto de la cuarentena en las relaciones interpersonales y el coste emocional que supondrá a las parejas, familias e individuos.

Lara Ferreiro, psicóloga especializada en sexualidad y terapia de parejas, comenta, “Nos encontramos atravesando una crisis sin precedentes que acarreará muchos cambios, no sólo a nivel económico sino también como sociedad. Entre ellos, el concepto rígido de monogamia que, tras la situación que acontece tendrá que ser revisado y flexibilizado, ya que este momento está suponiendo para muchas personas una revisión a nivel personal.”

En el caso de las personas infieles Ferreiro añade, “Tras el shock inicial del confinamiento, el nivel de angustia, ansiedad y miedo disminuye y muchas personas experimentan un aumento del deseo sexual, aunque no siempre hacia su pareja. Por eso, poder centrar la atención en encontrar o potenciar la relación con sus posibles affaires es un mecanismo adaptativo o un distractor muy útil durante la cuarentena, ya que este hará que disminuya la sensación de malestar que nos genera el encierro, el aislamiento, el estrés familiar, los conflictos maritales y el aburrimiento y, de esta manera, explorar otros elementos de la sexualidad: como tener conversaciones eróticas, sexting y sexo virtual con tu amante, para que cuando todo esto acabe siga existiendo una comunicación.”

 

[1] Encuesta realizada a 1.470 usuarios de Ashley Madison desde el 18 hasta el 20 de marzo de 2020.

[2] Basados en el número de suscripciones a Ashley Madison desde 2011